La escuela es el centro donde las personas pasan el mayor tiempo de sus vidas, se desarrollan y aprenden lecciones de vida muy importantes. Por ello, desde el instante que una persona escoge una escuela para su crecimiento académico y personal, toma muy en cuenta la seguridad que la institución pueda brindarle. Y es aquí donde se presenta el mayor reto para las instituciones.

 

A continuación, se presentarán algunos tips para que las escuelas tomen en cuenta y puedan garantizar la integridad tanto física como moral del cuerpo estudiantil.

 

Personal autorizado

 

Políticas internas de prevención

 

Programas de seguridad del estado

Se recomienda poner en marcha planes de seguridad en conjunto con organismos del Estado. Muchos de estos programas funcionan con la anexión de un botón de emergencia dentro del plantel, que permite a la comunidad estudiantil solicitar apoyo inmediato a los cuerpos de seguridad del estado en caso de presentarse una emergencia.

 

Sistema de seguridad

La escuela deberá disponer de un personal de vigilancia que posea conocimientos sobre planes de prevención.

Del mismo modo, se debe contar con elementos, sistemas y equipos de seguridad preventiva necesarios, como cámaras CCTV, lectores de huella digital, reconocimiento facial, tarjetas de proximidad, torniquetes, puertas, barreras para estacionamientos y detectores de metales en los ingresos del centro educativo.

En definitiva, una institución se vuelve segura cuando su infraestructura está realizada de forma adecuada, tiene programas de prevención de delitos, además cuenta con las medidas necesarias y el personal capacitado para orientar al alumnado.

Proporcionar al estudiantado una seguridad integral mientras permanece en la escuela, será una de las mejores garantías que puede ofrecer una institución educativa.

 

Fuente: www.sistemexico.net

Compartir:
Podría interesarte...
¿AYUDA?
CONTÁCTANOS AQUÍ
VOLVER
VOLVER

Conversa con un asesor de servicio

Central Administrativa de Alarmas

204-5200

CONVERSAR POR CHAT
COTIZAR MI ALARMA