Los líderes de las organizaciones siempre deben mostrar interés por sus colaboradores, ellos perciben de la mejor manera el liderazgo que transmiten a través de sus acciones. Si un líder no se preocupa por sus colaboradores y sus familias, tiene un gran problema por resolver, debiendo hacer un autoanálisis honesto y procurar un cambio radical de manera autentica.

Una de las grandes cualidades que debemos poseer las personas que tratamos con otras personas, es el preocuparnos por sus vidas, su crecimiento, su desarrollo, incluso hasta por sus sueños, más aún si pertenecemos a la misma empresa.

Los colaboradores creen y siguen a los líderes que son auténticos, aquellos que tienen valores éticos y morales. No se trata de imitar, copiar o lo peor realizar acciones de las cuales no te identifiques. La idea no es ejecutar tareas sólo por cumplir, el líder debe saber llegar a los corazones de sus colaboradores y transcender hacia sus familias.

La “Política de Puertas Abiertas” como es conocido, es la decisión institucional de muchas organizaciones como Liderman, en flexibilizar las relaciones interpersonales entre los empleados y la línea directiva; es decir romper las barreras jerárquicas y generar la confianza del colaborador.

La idea es abrir canales de comunicación con prácticas que permitan brindar calidad de vida a sus colaboradores como llegar a sus puestos de trabajo, atender sus inquietudes o problemas que puedan tener, visitarlos en casos se encuentren enfermos y escucharlos, este hecho impactará en una actitud positiva en el colaborador.

De hecho es un arduo trabajo con sinceridad y de mucha dedicación. Muchas veces el colaborador se alegra sólo por ser escuchado por su líder, y en Liderman esto lo llevamos cabo a través de la LIDERMANIA. Por su parte, a los colaboradores les gusta escuchar a sus líderes, ser visitados.

Por su parte, la tecnología juega un papel valioso porque a través de las redes sociales como el Facebook, Twitter y otros canales de comunicación, permite al líder acercarse a sus colaboradores y transmitirle los mismos mensajes de compromiso con la misma confianza como en persona.

Hace unos días publiqué en mi cuenta de Twitter, una actividad diaria que suelo realizar en la empresa, la visita a una unidad durante el relevo. Entre los comentarios de este tweet, un colaborador que tiene tres meses en Liderman, me pidió visitarlo en su puesto de trabajo, a lo cual accedí. Cuando llegué, él Liderman me vio, sus ojos se iluminaron y brillaron de alegría, expresando agradecimiento por  la visita, incluso dijo que las piernas le temblaban de emoción y júbilo por ver a uno de los líderes interactuando con él en su puesto de trabajo.

Reflexiono sobre cuanta satisfacción y alegría podemos brindar los líderes de la organización a nuestros colaboradores, con visitarlos, escucharlos y atendiendo en tiempo oportuno sus inquietudes. Hechos como el expuesto, fortalece el compromiso, identidad, pasión y sentido de pertenencia del colaborador con su marca.

Escribe: Félix Rivas – Subgerente de Gestión de Talento Humano.

Compartir:
Podría interesarte...
¿AYUDA?
CONTÁCTANOS AQUÍ
VOLVER
VOLVER

Conversa con un asesor de servicio

Central Administrativa de Alarmas

204-5200

CONVERSAR POR CHAT
COTIZAR MI ALARMA