Salir a pedir dulces con los niños en Halloween o también llamado noche de brujas es una tradición que ha venido de generación en generación. Los niños suelen ir de casa en casa o de tienda en tienda disfrazados. Sin embargo, la inseguridad siempre está presente ya que algunas personas aprovechan esta tradición para realizar actos vandálicos a algún niño pidiendo dulces. Es por ello que te brindamos algunos consejos a tomar en cuenta para evitar lo mencionado anteriormente:

Compartir:
Podría interesarte...
¿AYUDA?
CONTÁCTANOS AQUÍ
VOLVER
VOLVER

Conversa con un asesor de servicio

Central Administrativa de Alarmas

204-5200

CONVERSAR POR CHAT
COTIZAR MI ALARMA