Un gesto vale más que mil palabras”, es una frase que todos conocemos y nos indica que la comunicación no verbal puede transmitir más mensajes que una conversación.

En el ámbito laboral, sobre todo en el proceso de selección, la entrevista personal es la parte del proceso donde se empieza a tomar decisiones acerca del candidato; es decir, evaluar si es el adecuado para el perfil o si tenemos que continuar el proceso sin él.

Cuando entramos a una entrevista debemos ser honestos. Si bien la mayoría de postulantes buscamos que el entrevistador tome la decisión de contratarnos y que esta sea la mejor opción, algunas veces nos concentramos en lo que decimos y no en cómo actuamos frente a la persona o equipo responsable.

A continuación, te daremos algunos consejos para mejorar la comunicación verbal durante la entrevista:

  1. El saludo y la despedida: cuando ingresamos a una entrevista, en la mayoría de los casos, nos encontramos frente a alguien totalmente desconocido, que nos va a entrevistar y conocer en un 90% sobre el ámbito laboral y luego hará preguntas más generales. Hay que tener en cuenta cómo saludamos; el acercarse y dar un beso en la mejilla no es un acto recomendable durante una presentación formal, se recomienda un saludo con la mano, firme pero no agresivo. De igual manera al momento de despedirse, es importante cerrar la entrevista con la misma acción.
  2. Tono de voz: entendemos que la mayoría de los candidatos quieren que su entrevista sea la mejor y en ese afán puede generarse ansiedad o estrés; esto puede hacer que nuestro tono de voz no sea el adecuado. Por ejemplo, cuando es muy bajo puede reflejar inseguridad, poco conocimiento de lo que se dice, mientras que una voz muy alta puede denotar agresividad, ansiedad o falta de respeto al entrevistador.
  3. El mensaje en la mirada: debemos considerar que tenemos a un especialista frente a nosotros haciéndonos preguntas de tipo laboral donde no debe de existir algún cuestionamiento sobre las respuestas que brindemos; por ello frente a cada pregunta siempre debe existir una respuesta con la mirada frente a frente, tratando de demostrar seguridad pero no rigidez y cuidando que la mirada no se vuelva intimidante para el entrevistador. Debemos cuidar nuestra mirada ya que la dirección de los ojos es pieza fundamental para que el entrevistador crea o no en su respuesta, recuerden que el entrevistador es un experto en la comunicación no verbal.
  4. Cuidado con la postura: es importante cómo nos sentamos durante la entrevista, en muchos de los casos esta comunicación puede reflejar desde seguridad, atención, sensación de relajo hasta nerviosismo o actitudes de soberbia. Lo ideal al momento de la entrevista es sentarse en posición recta pero no rígida, utilizar todo el espacio de la silla y tratar de mantener nuestras manos en el espacio donde nos encontramos sentados, muchas veces cometemos el error de colocar las manos e incluso el brazo en la mesa del entrevistador, eso puede convertirse en una acción de excesiva confianza y puede jugarnos un mal resultado en la entrevista.
  5. Gestos en las manos y en los pies: Debemos tener en cuenta que todo gesto involuntario, incluso de manos y pies, también pueden denotar inseguridad, ansiedad o alguna emoción negativa durante la entrevista, como el empuñar la mano, mover los dedos rápidamente, sacarse los populares “conejos” en las manos o también empezar a mover la pierna rápidamente, todos estos pueden ser signo que no te estás sintiendo cómodo en la entrevista y posiblemente el entrevistador lo esté percibiendo.

Lo más importante durante la entrevista laboral es que te hayas preparado con anticipación, recuerda que no estarás con tu familia, amigos o conocidos que pueden entender tus emociones o errores durante este proceso, sino que deberás cuidar que la presentación para un puesto sea impecable y tenga un resultado positivo.

Escribe: Ingrid Salazar – Jefe de Reclutamiento y Selección de Liderman.

Compartir:
Podría interesarte...
¿AYUDA?
CONTÁCTANOS AQUÍ
VOLVER
VOLVER

Conversa con un asesor de servicio

Central Administrativa de Alarmas

204-5200

CONVERSAR POR CHAT
COTIZAR MI ALARMA