Para evitar intrusos en nuestro hogar y conseguir la tranquilidad de nuestra familia, debemos considerar proteger el perímetro de nuestra casa, el cual no consta únicamente de las paredes externas, sino también de las puertas y mamparas que dan acceso a la vivienda. Para proteger las paredes externas existen distintos mecanismos de protección: cerco eléctrico, cerco fotoeléctrico o alambre de púas.

A continuación, vamos a analizar las características de cada uno de estos sistemas:

1.- Cerco eléctrico

Es el método de persuasión más utilizado, ya que ahuyenta a personas ajenas debido a los choques eléctricos no letales que emite luego de tener contacto físico con el dispositivo. Además, al tener contacto el alambre con las argollas de seguridad, activa la alarma sonora, llamando la atención de vecinos y persuadiendo a los intrusos de alejarse. Un inconveniente de este sistema es que puede generar falsas alarmas tras el contacto con algunos animales.

2.- Cerco fotoeléctrico

Es más estético que el cerco eléctrico ya que no utiliza alambres conectados a la corriente eléctrica, sino que emplea sensores infrarrojos para detectar cualquier traspase de la barrera cercada. Al ser más estético, no cumple con la factor de disuasión ya que no se preve que está instalado y los intrusos intentarían vulnerar el perímetro. Este sistema también puede generar falsas alarmas, pero una correcta instalación asegura un menor índice de este tipo de inconvenientes, comparando con el cerco eléctrico.

3.- Alambre de púas

Al ser el método menos estético, es el más económico de todos, así como el más recomendado para empresas y no para viviendas. Podría ser de fácil violación, ya que se corta con alicates y no tiene la posibilidad de interconectarse con un sistema de alarma.

Tips importantes

Cualquiera sea el caso, un cerco de seguridad es una primera buena medida de persuasión. Pero si ésta es violentada, es indispensable que el perímetro de la vivienda o negocio esté definitivamente protegido en las puertas, ventanas y mamparas con sensores de apertura y de movimiento.

Los sistemas de seguridad que utilicemos deben estar siempre interconectados con una central de alarma que monitoree permanentemente su vivienda o negocio y lo mantenga informado. La efectividad de estos sistemas, además, podría aumentar si es que se colocan sensores de movimiento en jardines, estacionamientos internos y/o áreas amplias por donde podrían transitar los intrusos si llegasen a violentar el cerco o alambre.

Compartir:
Podría interesarte...
¿AYUDA?
CONTÁCTANOS AQUÍ
VOLVER
VOLVER

Conversa con un asesor de servicio

Central Administrativa de Alarmas

204-5200

CONVERSAR POR CHAT
COTIZAR MI ALARMA