¿Sabías que al compartir fotos, videos y datos financieros a través de Facebook, Instagram o WhatsApp pones en riesgo tu información y tu integridad? O que ¿cuándo compartes fotos o información en redes sociales como Facebook o Instagram, esta información se vuelve de dominio público?

Estudios realizados indican que cerca del 100% de las personas comparte su información de forma digital; de ellos, casi el 80% comparte fotos y videos de su familia.

De acuerdo con estas investigaciones, este tipo de hábitos se dan más entre los jóvenes, quienes ponen una gran cantidad de información personal que queda vulnerable.

A continuación, te damos los riesgos más preocupantes:

1. Pérdida de datos

Los usuarios de las redes sociales que comparten más información son más propensas a sufrir la pérdida de datos en comparación con aquellas que no lo hacen.

De los que comparten datos, cerca del 50% ha sufrido la pérdida de datos en sus teléfonos inteligentes, 52% desde su computadora y 20% desde su tableta.

2. Información que llega a desconocidos

Cuando pierdes tu dispositivo, también, pierdes valiosos datos con ellos, como las contraseñas almacenadas, lo que permite a otros tener acceso a tu vida digital.

Por ello, es recomendable que cambies tus contraseñas periódicamente y tomes todas las precauciones para evitar extraviar tu celular. Así mismo, en caso sufras el robo de tu teléfono móvil o lo pierdas, debes dar cuenta de inmediato a tu operador de servicio para hacer el bloqueo de la línea y el aparato en sí. De esa forma, le darás menos chance a extraños de acceder a tu información personal.

3. Estás más expuestos a los hackers

Lo hackers están al acecho en la red, por ello, la sugerencia es que no compartas muchos datos personales ni financieros a través de las redes sociales, ya que ello te convertirá en víctima potencial de los hackers.

Es importante que recuerdes que toda información que compartas a través de las redes sociales es pública y, por lo tanto, cualquiera puede acceder a ella.

4. Facilidad de rastreo

Compartir fotos o videos de tus viajes o los lugares que más frecuentas en tu día a día permitirá a los delincuentes poder rastrearte con facilidad y convertirte en una de sus víctimas.

Toma en cuenta, además, que cada vez que compartes información sobre tus visitas a lugares, también, estás dando el dato de que no estás en casa, información que puede ser aprovechada por los amigos de lo ajeno.

Fuente: Expansion

Compartir:
Podría interesarte...
¿AYUDA?
CONTÁCTANOS AQUÍ
VOLVER
VOLVER

Conversa con un asesor de servicio

Central Administrativa de Alarmas

204-5200

CONVERSAR POR CHAT
COTIZAR MI ALARMA