En tan solo unos segundos tu mundo puede cambiar rápidamente. Basta solo unos segundos de distracción y pierdes a tu niño de vista. Es en ese instante que los latidos de tu corazón se aceleran a mil por hora, empiezas a sudar y el nudo de la garganta se te aprieta. Muchos padres han pasado por esta experiencia cuando van de compras o de paseo, y pierden de vista a sus niños; ese instante el mundo se les hace inmenso y se preguntan ¿y si se perdió? ¿Si no lo vuelvo a ver?

Conocedores de esta realidad te invitamos a leer estos consejos para que evites que tu hijo se pierda en zonas de grandes aglomeraciones de personas.

Estos tres puntos deberían de ser de conocimiento de todos los niños, por lo que los padres deben de tomarlos como una tarea indispensable en casa. Cierto es que existen situaciones especiales en donde la atención de los padres se tiene que intensificar y en donde los pequeños tienen más probabilidades de extraviarse. Por ejemplo, si asistes con tu hijo a lugares donde acude mucha gente (concierto, playas, campamentos, partido de futbol, etc.), puedes utilizar pulseras con sus datos personales: nombres y apellidos más un número telefónico a donde contactarse.

Esperamos que estos consejos te sean de mucha ayuda.

 

Fuente: www.guiainfantil.com

Compartir:
Podría interesarte...
¿AYUDA?
CONTÁCTANOS AQUÍ
VOLVER
VOLVER

Conversa con un asesor de servicio

Central Administrativa de Alarmas

204-5200

CONVERSAR POR CHAT
COTIZAR MI ALARMA