Nos puede ocurrir en cualquier momento y no siempre estamos preparados para actuar correctamente ante este tipo de imprevistos que nos pueden ocurrido causado por muchos factores. Por ello es valioso saber que se puede y debe hacer después de un accidente vehicular.

Liderman te presenta 10 pasos a seguir en caso te ocurra un accidente en tu vehículo:

  1. Mantenga la calma: Ser impaciente o dejarse ganar por la ansiedad no ayudan a resolver los asuntos más inmediatos ni pensar con claridad. La agresividad y la histeria pueden aumentar la tensión significativamente y, en algunos casos, incluso generar situaciones de violencia con las otras personas involucradas. Para mantener la calma existen recursos que te ayudarán a reducir el stress y la agitación como: contar hasta diez, hacer respiraciones profundas, recordar que las otras partes involucradas están igual o más angustiadas y recurrir al diálogo escuchando al otro.
  2. Quédese en el lugar del accidente: por más que creas que ha sido un golpe leve y que el otro conductor no se ha dado cuenta; huir de la escena podría hacerte ver como si hubieras fugado del accidente.
  3. Averigua si hay lesionados: si el accidente ha sido grave, revisa que te encuentres bien y sin ninguna herida, luego revisa a tus pasajeros si los tuvieras y a los del otro vehículo.
  4. Mueve tu auto para que no obstruya el tránsito: si el accidente ha sido leve, mueve tu auto hacia la acera más cercana de tal modo que no obstruyas el tránsito.
  5. Solicita la información personal al otro conductor: pídele sus datos al otro conductor: nombre, teléfono, DNI, compañía de seguros. Evita hablar sobre la culpabilidad del accidente y cómo se dieron los hechos.
  6. Llama a tu seguro y la policía: si cuentas con un seguro vehicular, llámalo inmediatamente, ellos enviarán especialistas en accidentes quienes te asesorarán y es a ellos a quienes debes indicar qué ocurrió.
  7. Contáctate con algún familiar o amigo: en estas situaciones es bueno estar acompañado de alguien que te ayude con los trámites o incluso a estar tranquilo.
  8. Ten a la mano los papeles de tu vehículo siempre: por el nerviosismo podemos dejar descuidados nuestro SOAT o tarjeta de propiedad. Tenlos siempre contigo y no se los dejes encargado a nadie. Solo podrá entregarlo, sin que esto signifique que se los quedarán, a la policía y al asesor de seguros.
  9. Toma fotografías del accidente: la policía y los seguros suelen tomar fotos, pero no suelen enviarlas a los clientes. Registra la escena para que tengas también registro de lo ocurrido.
  10. Acepta la ayuda de los bomberos: cuando el accidente es de mediana gravedad o más, suelen llegar los bomberos al accidente. Se recomienda que te revisen ya que las consecuencias pueden no ser visibles inmediatamente.

Si crees que más gente debería saber esto para estar mejor preparados en caso de un accidente, compárteles el artículo.

 

Compartir:
Podría interesarte...
¿AYUDA?
CONTÁCTANOS AQUÍ
VOLVER
VOLVER

Conversa con un asesor de servicio

Central Administrativa de Alarmas

204-5200

CONVERSAR POR CHAT
COTIZAR MI ALARMA